NOVEDAD
¿Qué es la tinta sólida? Ventajas e Inconvenientes
Ventajas e inconvenientes de estos innovadores dispositivos

Hasta ahora no es mucha la información que se tiene de la tecnología de impresión de tinta sólida para impresoras. Pocos son los que conocen las características, ventajas e inconvenientes de estos innovadores dispositivos. Desde aquí esperamos poderles aclarar algunos de los interrogantes de estas nuevas impresoras de tinta sólida. Preguntas tales como: ¿Qué es? ¿Conocemos realmente su coste? ¿Es económica? ¿Requieren de mayor mantenimiento los equipos que las utilizan?

Esperamos pues, que a través de este pequeño Post, podamos compartir aquello que sabemos y poder responder a estas y otras preguntas sobre la tinta sólida.

¿Qué es la impresión de tinta sólida?
La tinta sólida es un tipo de impresión por transferencia termal que utiliza barras sólidas de color. La tinta se calienta y alimenta una cabeza de impresión (operada por un cristal piezoeléctrico). Ésta, a su vez, distribuye la tinta en un tambor engrasado, por el cual pasa el papel y hace que la imagen se transfiera.

¿Cómo es la tinta sólida?
Son barras sólidas, sin recipientes que la contengan, que están fabricadas con resina, a la cual se la han añadido pigmentos de color para solidificarlos en bloques. Es pues una tinta no tóxica. Sin embargo para su fabricación requieren un alto consumo energético para conseguir altas temperaturas para su solidificación.

¿Cómo funcionan?
Las tintas sólidas son en realidad como lápices de colores, que se funden y imprimen en las páginas a través de los cuatro cabezales de impresión independientes que pueden pulverizar hasta 150 millones de gotas de tinta por segundo.

El residuo que genera es tinta usada y solidificada y que debe de recogerse de un tanque cada diez  o quince días aproximadamente.

Ventajas e Inconvenientes

Ventajas

 Su proceso de fabricación emite muy poco CO2
 Tienen menos piezas, así que la posibilidad de que se produzcan fallos se reduce.
 Las impresoras de tinta sólida son máquinas que necesitan un alto consumo energético para su funcionamiento ya que requieren de altas temperaturas para la utilización de la tinta sobre el papel.
 Los cabezales de tinta sólida requieren de tiempo de limpieza después de cada uso, para eliminar los rastros anteriores de uso.
 El tóner (láser) se fusiona con el papel, mientras que la tinta sólida se sobrepone sobre el mismo, afectando a la calidad, nitidez y precisión.
 Es  muy difícil alimentar el papel automáticamente.
 La gama de colores con la tina sólida es menor que con el láser y tóner, por la propia naturaleza del material.

Así pues cada uno debe valorar lo que mejor le convenga, pero en nuestra opinión la tecnología de la tinta sólida es un sistema ecológico en la fabricación pero con un alto consumo energético en su utilización y con unas prestaciones de calidad algo inferiores al resto de impresoras láser (con tóners), pero a cambio de una mayor velocidad en algunos modelos. Y que su rentabilidad solo sería amortizada con grandes cantidades de impresiones.